CLORACIón SALINA



El mantenimiento del agua de piscinas públicas y privadas por medio de la electrólisis salina se ha ido popularizando en los últimos años. Sin embargo, junto con su popularización, han empezado a surgir dudas sobre su funcionamiento y sus ventajas. A continuación, respondemos las principales preguntas que existen sobre la cloración salina:

¿La cloración salina es un proceso de limpieza más natural?

Porque el agua de las piscinas esté libre de bacterias y microorganismos, el método tradicional de limpieza es el uso de productos químicos como el cloro. Ahora bien, el proceso de mantenimiento del agua de las piscinas se lleva a cabo por medio de la electrólisis, la cual utiliza cloro natural que es presente en la sal común (Cloro + Sodio). Este proceso de limpieza es más natural porque no existe la necesidad de agregar otros productos químicos.

¿Es un sistema de mantenimiento del agua de la piscina sostenible?

El sistema de mantenimiento del agua a través de la electrólisis es un proceso más sostenible en relación con los métodos tradicionales, porque la sal que se le agrega al agua se reutiliza continuamente. Además, los cloradores salinos que hemos escogido están creados de forma que el consumo energético sea más bajo.

¿Se puede utilizar en todo tipo de piscinas?

Los equipos de cloración salina son aptos para cualquier tipo de piscina, sean de gresite, poliéster o liner.

¿La cloración salina es segura para los usuarios de las piscinas?

Como que no se utilizan productos químicos como el cloro para el mantenimiento del agua de las piscinas, efectos como irritación de piel y ojos se evitan del todo. Además, al utilizar sal para llevar a cabo este proceso, los olores fuertes y desagradables a cloro desaparecen.

¿El agua de la piscina es salada como la del mar?

El proceso de cloración salina se lleva a cabo con bajas concentraciones de sal; por esta razón, la sensación de estar bañándose en agua salada llega a ser imperceptible.

El agua tiene una concentración de sal similar a una lágrima.

¿Es un sistema que deteriora las instalaciones y sus alrededores?

Cómo hemos comentado anteriormente, la concentración de sal en el agua es muy baja (inferior a 10%) por el que las instalaciones de la piscina no se ven afectadas igual que la vegetación que pueda existir en sus alrededores.

¿Los equipos son difíciles de instalar?

El proceso de instalación de los equipos de cloración salina es sencillo. Para llevarlo a cabo, solo se tiene que colocar el clorador en la cañería de retorno de la piscina, con un bypass. De este modo, el agua pasará por la célula y empezará el proceso de electrólisis. Además, para instalar el equipo no se necesitará realizar ningún tipo de trabajos de obras en la piscina. A Poolsevi, llevamos trabajando más de 20 años en el mundo de la piscina y le podemos solucionar cualquier duda sobre la instalación de nuestros equipos.

¿No es necesario llevar a cabo un seguimiento de mantenimiento?

A pesar de que la cloración salina es un proceso de limpieza del agua que siempre está en funcionamiento y por tanto no requiere un mantenimiento constante, pero es importante tener en cuenta que hay elementos de la electrólisis que se tienen que controlar con cierta frecuencia. Los niveles del pH en el agua y la limpieza de la célula del clorador son elementos claves porque el proceso de electrólisis se lleve a cabo correctamente.


0 views

Recent Posts

See All